Solucionador de problemas de conexión entre Xbox One y SmartGlass

Si tu Xbox One y la aplicación SmartGlass no están funcionando bien juntas, prueba con alguna de estas soluciones.

Primero, comprueba que todo está configurado correctamente

Si todo está configurado correctamente, restablece la red y la conexión

  1. Reinicia el enrutador desconectándolo durante 30 segundos.
  2. Conecta el dispositivo SmartGlass a tu Xbox One usando la dirección IP de la consola:
    1. En la consola, ve a Configuración > Red > Configuración Avanzada para obtener la dirección IP.
    2. En SmartGlass, pulsa el icono de Conectar, y después pulsa el de Escribe la dirección IP.

Si continuas teniendo problemas, comprueba estos problemas frecuentes con la red

En la configuración del enrutador, desactiva el modo de aislamiento si está habilitado. Comprueba que el dispositivo y la consola no están en una red de invitados.

Algunos enrutadores inalámbricos tienen una función que se llama "modo de aislamiento inalámbrico", "modo invitado" o algo similar. Esto permite que los dispositivos tengan acceso a internet sin que se comuniquen con otros dispositivos u ordenadores en la red. Xbox SmartGlass no puede encontrar la consola automáticamente, incluso utilizando la dirección IP.

Si tienes un enrutador de doble banda, comprueba que tienes nombres SSID diferentes en la configuración del enrutador. Esto puede que hacerse añadiendo un “5” al final del nombre SSID para el rango 5 GHz. Asegúrate que los dispositivos se conectan al SSID correcto.

Algunos enrutadores de doble banda te permiten especificar el mismo SSID para bandas de 2.4 GHz y 5 GHz, y algunas lo hacen de forma predeterminada. Cuando los SSID son iguales, los enrutadores pueden tener problemas con el enrutamiento de tráfico en la red. Esto significa que tus dispositivos y tu consola aparecen con acceso a internet, pero los dispositivos no se conectan a la consola.

Último recurso: restablece la configuración predeterminada de fábrica

Si ninguna de las soluciones te ha funcionado, entonces intenta esto otro. Después puede que tengas que volver a conectar los dispositivos inalámbricos a la red.

Sigue los pasos en le manual del enrutador o en el sitio web del fabricante para reiniciar el enrutador a la configuración predeterminada de fábrica. Conecta la consola y el dispositivo a la red inalámbrica antes de restablecer de nuevo la configuración de seguridad. Pulsa el icono de Conectar en SmartGlass y conéctate a la consola. Restablece de nuevo la configuración de seguridad.